ROSARIO INVADIDA POR LA DELINCUENCIA NARCO

6 mayo, 2014

Berni ratificó que las fuerzas federales se quedarán en la ciudad y patrullarán los barrios más peligrosos

El secretario de Seguridad de la Nación destacó que, desde el desembarco de Gendarmería y Prefectura, el delito bajó un 50 por ciento en las zonas más conflictivas. 

 

La Nación presentó los nuevos vehículos con los que se patrullarán las calles de Rosario.

 

Mayor productor de opio en la India

Mayor productor de opio en la India

El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, ratificó hoy que las fuerzas federales se quedarán en Rosario por tiempo indeterminado para trabajar en conjunto en la prevención integral del delito con la policía local. Fuerte descenso del delito en los barrios a raíz de la intervención de fuerzas federales. Se entregarán cien vehículos de patrullaje y se sumarán 500 efectivos de la fuerza.

El funcionario entiende que todas las políticas llevadas a cabo para erradicar el delito “fracasaron”, por lo que el eje de la nuevo plan pasará por una lucha pacífica sin uso de armas.

“Ningún tiro en ningún barrio y por ninguna causa que esté vinculada al narcotráfico”, deslizó Berni, en rueda informal de prensa llevada a cabo este mediodía en Rosario.

De esa manera, las fuerzas federales tendrán la orden de retirarse del lugar en el que están trabajando para evitar deslegitimar todo tipo de intervención, de modo que el próximo paso de las fuerzas será la intervención pacífica en base a tareas de inteligencia.

No obstante, Berni aseguró que en Argentina “no existen grandes narcotraficantes como en Centroamérica” u otras partes del mundo sino “comercio de droga”.

Sin embargo, el funcionario nacional destacó que desde que las fuerzas federales intervinieron en 28 barrios rosarinos, el delito “descendió en un 50 por ciento”.

Asimismo, las patrullas de Gendarmería trabajarán en conjunto con la policía provincial para trabajar en los barrios más conflictivos de la ciudad. La idea no es perseguir a aquellos pequeños consumidores, pero tampoco permitir el desorden completo en los barrios.

En tanto, también trascendió que fue elevado a la Sedronar un informe para trabajar en un principio de despenalización de la marihuana, descartando que este consumo es la puerta de acceso a otras drogas.

Antes de llegar a rosario en un vuelo para hacer la entrega de cien vehículos y confirmar que se sumarán otros 500 efectivos, Berni volvió a responderle a la gestión de Barack Obama al sostener que “Estados Unidos necesita 160 mil kilos de cocaína para abastecer el mercado interno”.

En ese sentido, dijo en declaraciones radiales a La Red que “esa violencia que genera la disputa por el mercado de Estados Unidos está generando en Centroamérica importantísimos hechos de muerte”