Newells= se despidió con pálido empate ante el granate

19 mayo, 2014

Con su juego ya remanido no pudo superar a Lanus

La Capital

Siguen las fallas en la defensa leprosa

Siguen las fallas en la defensa leprosa

Newell’s sumó y eso fue lo destacado de su despedida del torneo Final. Logró (o ganó mejor dicho) un punto en su visita a Lanús. Porque poco hizo en cuanto a juego, aunque se sabe que en el fútbol no se impone el merecimiento. El rojinegro estuvo lejos de sus mejores noches y le costó imponer esa propuesta agresiva e intensa que supo mostrar tiempo atrás. De igual manera, tuvo la reacción justa en el momento indicado para cachetear al rival y equilibrar el tanteador, el cual permaneció inalterable hasta el pitazo final, a pesar de jugar gran parte del complemento con un hombre de más. Sin dudas que para el equipo de Lunari, en su último partido como entrenador de Ñuls, el punto sumó sin trascendencia.

La Lepra arribó a La Fortaleza con la consigna de sumar, pero el Granate también tenía la misma meta en su despedida en casa. Por eso la primera foto de protagonismo la tuvo Diego González cuando a los 12’ disparó desviado. Newell’s contestó rápido y Marchesín le sacó el grito de la boca al Tanque Ponce.

El protagonismo lo buscaba el anfitrión, y con el manejo de la pelota avisó con un disparo de Astina que despejó Guzmán. Y antes de la media hora, Víctor Ayala sacó un bombazo desde lejos, Guzmán voló (tuvo cierta responsabilidad) y no pudo evitar que se rompiera el cero.

La llovizna se hacía intensa en el sur y Newell’s no hacía pie, pero no como consecuencia del piso. No encontraba la pelota ni la podía hacer circular. Cuando lo intentaba la perdía rápido y de esa forma no lograba hacerse amo y señor del juego, algo que lo caracteriza. Y recién a los 42’ armó una jugada de gol. Casco fue bajado dentro del área por Goltz cometiéndole penal, pero Rapallini cobró al revés y amonestó al lateral rojinegro.

Otra cara. Con otra enjundia salió Newell’s a disputar la segunda mitad de un juego que hasta ese entonces era adverso. Gracias a esa actitud pegó rápido y fuerte a través de Castro, quien dentro del área metió un zurdazo certero abajo y contra el palo para que nada pudiera hacer Marchesín. Todo quedó igual nuevamente con el 1-1.

Newell’s se dio cuenta de que podía. Lanús entregaba ciertas ventajas abajo y el pibe Ponce, tras un pase perfecto de Bernardi, otra vez perdió el mano a mano con Marchesín.

images (8)Lanús salió del adormecimiento inicial y empezó a buscar el arco del Patón con el fin de ajusticiarlo. Lo tuvo Izquierdoz, que apareció como delantero, pero definió a lo defensor: mal.

Lanús iba y fallaba. A pesar de que a los 60’ ya jugaba con uno menos por la tonta expulsión de González (le tiró un cabezazo a Heinze), empujaba y buscaba el segundo tanto.

A pesar de estar en desventaja numérica, el Granate buscó. Inquietó. Y estuvo ahí nomás de pegar el golpe de nocaut. Pero ahí apareció Guzmán o la suerte del travesaño con el tiro desde lejos de Ayala.

Newell’s casi se lleva el partido en la última bocha con una combinación entre Isnaldo y Ponce. Pero todo quedó a mano. Con una Lepra ganando un punto en su despedida lejos de casa.