Las Cunas Vacías

25 mayo, 2014
Abortar la vida en gestación de una persona ya conformada geneticamente, implica condenarlo a que no queden rastros de un ser que pudo, tuvo el derecho fundamental de nacer, crear, amar, procrear, ser feliz, atravesando la única y más hermosa aventura para la que fue creado el hombre: ¡ LA VIDA!.

 ’Las cunas vacías……..’ : La fascinante tarea de sobrevolar virtualmente, las páginas que guarda la historia desde la creación, e interpretar los comportamientos y actitudes de la humanidad desde el principio de los tiempos, supone el deslumbramiento, el asombro constante, por los hechos auspiciosos producidos durante el transcurso de la más maravillosa aventura, la vida, por el ser inteligente de la creación, el hombre.-
Enola Gay -Mariposa de la muerte y su piloto: Paul Tibbets

Enola Gay -Mariposa de la muerte y su piloto: Paul Tibbets

Torturas

Torturas

En una estupenda e increíble simbiosis de desarrollos intelectuales, se fueron produciendo progresos en todas las ciencias, que enaltecieron la raza, aumentando de manera extraordinaria, la calidad de vida espiritual y material, que llega hasta nuestros días. Más, resulta imposible que permanezcamos impasibles, durante esta práctica revisionista, al descubrir los horribles sucesos llevados a cabo durante el transcurso de los siglos, también por grupos humanos que llevados por el egocentrismo y la ambición de poder, procedieron a la destrucción del hombre por el hombre, aniquilando en nombre de

religiones, monarquías o poderes políticos, esgrimiendo doctrinas totalitarias, a sus semejantes.Así, el catolicismo, inició en 1184 en Verona, la entrega a los verdugos, a través del Concilio de Obispos, de los “herejes” que profesaban doctrinas contrarias a la Inquisición.- Sin pruebas, en secreto, el acusado no podía tener defensa, siendo condenados por simples indicios a la tortura, introducida en 1252 por Inocencio IV, aunque algunos le adjudican tal práctica a Gregorio IX.- En breve tiempo, Italia, Francia y España,

Daños radioactivos

Daños radioactivos

suministraron millares de víctimas al inicuo tribunal.- Fray Tomás de Torquemada, famoso por su fanatismo y sus crueldades, durante el desempeño de sus funciones, condenó a la hoguera a 8.800 personas y 97.321, sufrieron distintas penas.- El tribunal inquisidor, suprimido por Napoleón I en 1808, fue restablecido luego en 1814, y duró hasta 1820.- El 1º de Setiembre de 1939, tropas alemanas invadieron Polonia.- Nada hacía suponer que a la desnaturalizada esquizofrenia armada, le seguiría una de las matanzas inteligentes masivas que configuró una de las máximas agresiones a la vida, pergeñadas básicamente en una cuestión de discriminación racista fundamentalista.- Una mente enferma de odio y poder, Adolfo Hitler, líder del III Reich, conjuntamente con Italia, conformaron un Eje de muerte irracional, a los que se sumó Japón hasta el 7 de Mayo de 1945.- Prácticas increíbles de barbarie para eliminar seres humanos masivamente, como fusilamientos, cámaras de gases, hornos crematorios, sumaron crímenes de lesa humanidad hasta la increíble cifra de 6 millones de seres humanos.- Pero, como contrapartida increíble, en una

Hongo atómico

Hongo atómico

horrible demostración de ingeniería física-tecnológica, cuando ya la guerra había concluído, Harry Truman, presidente de Estados Unidos, líder de los países aliados para terminar con la locura bélica alemana, en clara advertencia de su nuevo poderío bélico a la Unión Soviética, ordenó arrojar sobre Hiroshima, una carga atómica equivalente a 20.000 toneladas de TNT.- El Coronel Paúl Tibbets, piloto del B-29 Enola Gay (mariposa de la muerte), descargó el artefacto el 6 de Agosto de 1945 a las 8,15 horas, sobre la indefensa ciudad japonesa.- Tres días después, un artefacto similar, cayó sobre otra ciudad nipona: Nagasaki, sumando entre las dos ciudades, cientos de miles de muertos, entre niños, jóvenes y ancianos que sucumbieron en un horrible holocausto radiactivo, cuyas consecuencias aún perduran, sin razón, ya que las guerras no las deciden los pueblos.- Cuando parecería que nuestra capacidad para horrorizarnos llega a su límite, no podemos entender a una de las más deleznables prácticas de la

Harry Truman - ordenó la masacre sobre Hiroshima y Nagasaki

Harry Truman – ordenó la masacre sobre Hiroshima y Nagasaki

destrucción del hombre por el hombre, que desde los primeros tiempos, y aún hoy, en alarmante crecimiento, aparecen como una solución “doméstica”, aceptada por una parte de la humanidad, mientras otras, luchan por evitarlas: el aborto, mimetizado cínicamente, a modo de degradante autoexculpa, como “interrupción del embarazo”.- Es necesario detenernos, analizar las causas de semejante degradación a la raza humana, para intentar empezar la corrección de este holocausto quirúrgico, donde una increíble estadística de Stanley K. Henshaw, Susheela Singh y Taylor Hass, “ La incidencia del Aborto Inducido a Nivel Mundial”, revela que en el año 1995 se realizaron 26 millones de abortos “legales” y 20 millones de abortos “ilegales” en todo el mundo, lo cual resulta en una tasa mundial, 35 abortos por cada 1000 mujeres de 15-45 años.- Entre las subregiones del mundo, Europa Oriental presentó la tasa más elevada -90 x 1000 mujeres- y Europa Occidental, la más baja -11 x 1000 mujeres.- Entre los países donde el aborto es legal y no restringido, la tasa más elevada -83 x cada 1000 mujeres- se registró en Viet Nam, y la más baja, 7 abortos por cada 1000 mujeres, en Bélgica y los Países Bajos.- Es decir que en un año, los asesinatos de seres humanos indefensos en el mundo – 46 millones – superó a todos los crímenes de guerra, de religiones fundamentalistas, terrorismos de Estado, la multiplicidad de insurgencias, y aún los grandes cataclismos de la naturaleza.- Calcular

a cuanto ascienden los seres humanos en gestación, que año a año se les priva en el mundo del primer derecho humano: VIVIR, es tarea, que quien escribe estas líneas, no se atreve a realizar.- Sí, a juzgar, a partir de que estadísticas que no se han hecho oficialmente todavía, sitúan el mayor porcentaje mundial de abortos, entre la cuestión del ¡qué dirán! y el olvido del cuidado que divide el placer, del embarazo planeado y deseado.-Abortar la vida en gestación de una persona ya conformada geneticamente, implica condenarlo a que no queden rastros de un ser que pudo, tuvo el derecho fundamental de nacer, crear, amar, procrear, ser feliz,

La vida que no fué

La vida que no fué

atravesando la única y más hermosa aventura para la que fue creado el hombre: ¡ LA VIDA!.- Como alguien escribió no hace mucho tiempo: “nadie puede ignorar que en determinadas situaciones extremas, la interrelación entre esas dos vidas puede llegar a conducir a una trágica contradicción de intereses vitales.- Cuando eso ocurre, la pérdida de una vida puede llegar a ser el precio necesario para la preservación de la otra vida.- Y ahí no es admisible una escala valorativa o discriminatoria: ¡todas las vidas tienen la misma dignidad!.- Pero fuera de esos casos extremos, se debe mantener el principio moral que obliga a respetar la vida en toda circunstancia, con rigor y determinación”.- Tal, en todo caso, como lo hacen los animales, que no

interrumpen sus embarazos.- De las estadísticas mundiales, finalmente, se desprende que la ignorancia sobre el proceso fantástico que se produce cuando el espermatozoide penetra en un ovocito y de allí, una increíble ingeniería genética natural termina conformando un nuevo ser inteligente de la creación – maravillosamente descrito todo el ciclo por Belén Buch Tomé, bióloga en el Laboratorio de Reproducción Centro Gutemberg – es el factor principal de los millones de abortos producidos mundialmente.- Si a quienes realizan sus prácticas abortivas, y

Terrorismo de Estado

Terrorismo de Estado

a quienes lo hacen a otros, incluidos médicos no Hipocráticos, les proveyésemos a cada uno de un puñal, y rodeando a un bebé apenas nacido, les ordenásemos matarlo, seguramente ninguno lo haría, sino que lo protegerían dándole calor y alimentos.-Con lo cual se refuerza la tesis de la ignorancia de no conocer que ese mismo ser humano está “escondido” en el seno materno, solicitando los mismos derechos y cuidados que al emerger al mundo exterior.- Quizás se corregiría esta matanza entre humanos, si las leyes cambiaran y se contabilizara la edad del nuevo ser, a partir de la

Soltó la Bomba sobre Hiroshima y Nagasaki

Soltó la Bomba sobre Hiroshima y Nagasaki

fecundación, estimada por el profesional médico que detecta el embarazo.- Así, una madre, soltera, casada o violada, sabrá, si decide eliminar a su hijo, que va a matar a un niño o niña de “tantos” días o meses de vida real, y no de “gestación”.- Por otro lado, corregiríamos la verdadera edad de un individuo, que en su documento de identidad declara una existencia de aproximados 9 meses menor de la real.- Más allá de soluciones artificiales para intercambiar placeres sin riesgos de embarazos, cada estado en el mundo, e instituciones como Naciones Unidas, deberán decidirse, alguna vez, a entregar a cada hombre y mujer, el anticonceptivo más escaso y seguro, generalmente retaceado para lograr el avance del capital sobre las clases, ¡LA EDUCACION!.- Mientras tanto, la vida, esa institución eternamente genética, ubicua, irrefrenable, que pasa abrazando a todo organismo viviente de la creación, deja, al pasar por las cunas vacías que no pudieron mecer a un nuevo ser, una canción de dolor:

“arrorró mi niño, arrorró mi sol –  el Juez de mármol, tu muerte ordenó –  arrorró mi niño, arrorró mi sol-  un nuevo Méngele, tu vida eclipsó”