Saín: “Los narcos de Rosario tienen buenos contadores y abogados

30 mayo, 2014
El criminólogo dijo que por ello manejan agencias de autos e invierten en bienes inmobiliarios. Dijo que para el control de ese delito el estudio económico es tan relevante como el de tipo criminal.

Patron Escobar

Patron Escobar

El BMW flamante que guiaba un hombre de 27 años al ser ejecutado hace diez días en Entre Ríos al 2400. Marcelo Saín aludió a los lazos entre delito violento y rentabilidad del crimen organizado.

El criminólogo Marcelo Saín sostuvo ayer que no se avanzará en el control del narcotráfico si la acción de las fuerzas de seguridad santafesinas se reduce a allanamientos en la comercialización minorista. El gran éxito del narcotráfico es que sus ingresos, generadores de una violencia territorial visible en los barrios de la ciudad, están camuflados en emprendimientos legales. Para Saín, diputado bonaerense por el partido Nuevo Encuentro de Martín Sabatella, esa es la fortaleza de los narcos: obtienen consejo de los profesionales más sagaces, se mueven en los autos más lujosos y adquieren inmuebles de nivel muy lejos del control fiscal.

“Lo que distingue al crimen común del organizado es que este último genera una rentabilidad tal que debe ser canalizada hacia la economía formal. En Rosario hay cuatro o cinco referentes del narcotráfico que manejan agencias de autos, que atesoran inversiones inmobiliarias, que han contratado buenos contadores, abogados y asesores financieros para canalizar estos recursos. El sector inmobiliario a partir de los fondos fiduciarios permite esto con toda facilidad”, sostuvo.

Inversiones

Inversiones

“Si yo vendo diez kilos de cocaína por semana y tengo una rentabilidad mensual de 500 mil pesos puedo vivir con 100 mil y me quedan 400 mil para colocar. Esto me convierte en un empresario de 10 a 15 millones de pesos en dos años. Acá hay un capitalismo con enorme disposición a los negocios marginales que no produce frenos inhibitorios ni culturales. Esto permite que personas respetables del sector inmobiliario, financiero y de servicios reciban flujos monetarios de la droga”, sostuvo.

Criticar sin romper. Saín fue crítico del gobierno de Antonio Bonfatti pero con una actitud amistosa y de respeto explícito. En base a su experiencia de director de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) reiteró su fuerte reproche a la policía provincial. “No hace falta una intervención federal contra la droga si la principal cobertura que tienen los narcos en Santa Fe la obtienen de la policía provincial. Es cierto que el gobierno nacional tiene tareas pendientes en esta materia. Pero hacer énfasis en ello es patear la pelota afuera”, dijo en la Sede de Gobierno de

Internacional

Internacional

la UNR. Los siguientes fueron aspectos relevantes de la charla:

“Los mercados ilegales más expandidos del mundo no prosperan en la pobreza sino en economías en expansión como la nuestra. Estoy hablando de autopartes, mercaderías robadas en tránsito, mercado de drogas, trata de personas para prestación de servicios sexuales. Y acá aparece una paradoja muy fuerte: los que se nutren de estos bienes en estos mercados ilegales no son los sectores populares sino los sectores medios y altos que son, a la vez, los que mayor capacidad de presión tienen frente al Estado con sus demandas por inseguridad. Para ser más claro: sin una demanda tan fuerte de bienes de dudoso origen de estos sectores económicos no hay crimen organizado”.

“Entender hoy las inversiones inmobiliarias del narcotráfico en Rosario para su persecución exigen más un estudio económico que un estudio criminal. No requiere del dato de un buche. Los estudios de mercado ofrecen información calificada sobre bandas que cortan un camión o venden estupefacientes. El seguimiento de una gran banda no requiere más de tres detectives. Sí hay que tener bases de datos consolidadas para ello y fondos reservados para el movimiento. La capacitación debida a un policía con estas misiones es, desde luego, especial”.

“Cuando no se controla la evasión en negocios no delictivos los fondos pasan a la economía real: se adquieren bienes o servicios o se canalizan al sector financiero. Eso quiere decir que la economía real tiene dispositivos para derivar los recursos que han sido evadidos al fisco. Esos mismos dispositivos sirven para blanquear los negocios delictivos. Hablo de depósitos en cuentas, compras de divisas, inversiones inmobiliarias en pozos financieros o en bolsas. Todo eso le sirve al narcotráfico. Por eso la mejor prevención de lavado de dinero no es detectar operaciones sospechosas sino construir una fiscalización fuerte. Cuando uno puede comprar una lancha o un vehículo de 100 mil dólares sin dar cuenta del origen de los fondos esa economía es propicia al narcotráfico”.

Millones de Dólares

Millones de Dólares

“Hoy la actividad narco en Rosario ingresa en la economía legal. No es diferente a otros lugares del país. El problema es cómo los gobiernos abordan estos temas. Debe ser integralmente y a fondo. Esto significa meterse con la policía. Los traficantes tienen una fortísima protección policial. La policía local regula redes y mercados con dos grandes objetivos: 1) Participar de la enorme rentabilidad de esos mercados que a veces hasta terminan financiando el funcionamiento de la propia institución. 2) Obtener, por esa regulación, un control del delito para hacerlo tolerable”.

“Creemos que la policía está para el control del crimen. No es negocio que la policía se dedique a dirigir el tránsito, hacer documentos o tareas administrativas. La prevención a partir del delito predatorio en la calle, por un lado, y la detección de redes criminales complejas, por otro, son cosas muy distintas. Requieren de sistemas operacionales, logísticos, recursos humanos y capacitación totalmente diferenciados”.

Inversiones

Inversiones