PODER, JUSTICIA Y DROGAS – EL LIBRO OCULTO DEL COMISARIO GENERAL D.LUIS GALANZINO

7 marzo, 2016

PODER, JUSTICIA Y DROGAS – EL LIBRO OCULTO DEL COMISARIO GENERAL

D.LUIS ALBERTO

GALANZINO

5 de Marzo de  2016

 quinta entrega – 

Ingeniero Químico Jorge Obeid

Ingeniero Químico Jorge Obeid

– Quien o quienes fueron los que convirtieron a la Provincia de Santa Fe, especialmente a Rosario, en una nueva Sinaloa?

– Quien o quienes fueron los que produjeron las muertes de tantos ciudadanos justos, a manos de la delincuencia desatada por los que invadieron con drogas a la Provincia de Santa Fe?

– Quien o quienes fueron los que abrieron las puertas del infierno al genocidio desde el Estado, habilitando a cada vez más irracionales a matar, robar, introducir y vender drogas, especialmente a la juventud.-
 Otra vez terrorismo de Estado? – Solo que esta vez, el permiso para matar,vender drogas, traficarlas, robar, cajas negras, industria de la liberación, piratas del asfalto, prostitución, etc., no tiene solucion de continuidad, agravándose cada día, con el terror de los ciudadanos.-

………ascender por causas judiciales o administrativas.

Es evidente que el Juez no solo no ha valorado esta circunstancia, sino que tampoco lo hizo con los elementos aportados a la causa por Roberto Rosúa, quien en su afán de defenderse se confiesa autor del delito.

También el magistrado ha ignorado el decreto 1819/97 mediante el cual se produce el ascenso de Bordón y al mismo tiempo se lo designa Jefe de Policía de la Provincia, por cuanto de haberlo observado y valorado, hubiera determinado que tanto Obeid como Rosúa, incumpliendo la Ley y utilizando atribuciones que no les corresponden, exceptuaron las disposiciones del Decreto 4305/92 en vigencia y aplican otros decretos anteriores que habían sido derogados por éste.

Comisario General Luis albeeto Galanzino-Jamas dejo de luchar contra las drogas

Comisario General Luis albeeto Galanzino-Jamas dejo de luchar contra las drogas

Ahora bien, si como en éste caso era imprescindible el ascenso y nombramiento de Bordón al frente de la policía provincial, debió reformarse el decreto que reglamenta los mismos, pero no se hizo, apoyado en su aureola de poder y en el sometimiento pleno de la Fiscal de Estado Ingmar Lepenies y de los miembros del Poder Judicial.

Es más, cuando el juez remitió el pliego interrogatorio a Rosúa, éste contestó todas las preguntas que se relacionaban con el decreto Nu 4305/ 92 a pesar de que el mismo había sido exceptuado. Podría haberse referido la no aplicación de dicho Decreto, pero si lo hacía, ponía en evidencia la actitud dolosa, tanto de él como la de Jorge Obeid.

Pero claro, icomo este juez iba a efectuar, una valoración correcta, si estaban agregados a la causa los decretos Nss. 1819/ 97, 0088/87 y 0877/ 90 de los cuales y a simple vista, surgía la comisión de los delitos denunciados?, por lo que no tengo ninguna duda de que existió un acuerdo previo entre las autoridades políticas y judiciales para en primer instancia, no permitirme actuar como actor civil y a posteriori tratar de desvirtuar estos delitos, encaminando la investigación hacia el decreto 4305/ 92, que en realidad había sido exceptuado .

Esta circunstancia es tan clara como el agua por cuanto, al remitir el juez el pliego interrogatorio a Roberto Rosúa, le hace preguntas relacionadas con el último decreto, circunstancia esta que queda corroborada ante la remisión por parte del ministro, de dos Actas de Juntas de Calificación y Reclamos, que son resortes de aplicación en el Reglamento de Promociones y Ascensos, es decir el decreto 4305/92.

También podemos advertir la impunidad con que ha actuado este juez cuando en su resolución habla de derivaciones administrativas que pudieran suscitarse, las que deberán ventilarse en la sede que le es propia; con ello nos está diciendo que tiene plena conciencia de la existencia del hecho delictual, por cuanto, si los actos de gobierno hubieran sido correctos tal como lo dice en su resolución, no existirían méritos para iniciar un reclamo mediante un contencioso administrativo. Así está diciendo que debemos olvidarnos de los delitos cometidos por Obeid, Rosúa y Bordón ya que él cuenta con el consentimiento de la Corte Suprema para que queden impunes.

Tte.Cnel. José  Bernhardt delos cuadros de Inteligencia del Ejército aliado de Obeid

Tte.Cnel. José Bernhardt
de los cuadros de Inteligencia del Ejército aliado de Obeid

Luego de decretar el archivo de la causa, el juez Rucci le corre vista al fiscal de primer instancia, Dr. Pedro Norberto Guevara, quien interpretando que la comisión de los delitos invocados estaba plenamente demostrada, apeló la decisión.

Elevada la causa a la sala 4 de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Santa Fe, y corrida vista para expresar agravios al Fiscal de Cámaras Dr. Arealdo Dante Bertoldi, éste desiste de la apelación impulsada por el Fiscal de primera instancia.

Este Fiscal de Cámara que no es más que funcionario público, dicto una resolución vergonzosa, con una falta total de ética y decoro y desconociendo ex profeso su condición de superintendente de la acción publica, con una decisión aún más agraviante dijo:”una mala interpretación de la ley, no constituye dolo”.

Como podemos aceptar que este Fiscal de Cámaras dicte una resolución semejante a la expresada; nuestras normas no prevén estas circunstancias en cuanto a la mal interpretación de la ley ni aún para los analfabetos quienes no pueden alegar en su defensa desconocimiento de la ley, por lo tanto, se resolvió de esta manera para favorecer a los funcionarios del gobierno. Vale tener en cuenta que los acusados son funcionarios públicos y no pueden desconocer que todo acto contrario a la ley los hace pasibles de las sanciones previstas en el Código Penal.

Rosua, Ministro de gobierno de Obeid y el Tte.Cnel. Bernhardt

Rosua, Ministro de gobierno de Obeid y el Tte.Cnel. Bernhardt

La resolución del Dr. Bertoldi, es una acabada muestra en cuanto a la intervención del poder político, ya que su sentencia, vuelve a reiterar el accionar del Juez Rucci en cuanto a dirigir la misma hacia la aplicación del decreto 4305/92, cuando en realidad éste había sido exceptuado, pero no le quedaba otra alternativa pues de lo contrario, irremediablemente tenía que declarar ilegítimos los actos del gobierno y reconocer en consecuencia que yo había resultado víctima de esos delitos.

De allí surge la necesidad imperiosa que tenía este Fiscal de Cámara de subsanar la situación planteada e intentar explicar que no había dolo en el accionar de los gobernantes a pesar de que la documental agregada al expediente demostraba todo lo contrario.

Cabe preguntarnos el por qué de la determinación del gobierno provincial de ascender a Jorge Eleuterio Bordón y nombrarlo Jefe de Policía, si vemos que éste fue examinado en reiteradas oportunidades por Juntas de Calificación y Reclamos sin que se produjera su propuesta de ascenso, quizá porque su desempeño como oficial superior no resultaba óptimo y que por el contrario, demostraba flaquezas para el ejercicio del mando.

No tengo ninguna duda que ese nombramiento se produjo en la necesidad del gobierno de Jorge Obeid de contar al frente de la fuerza a alguien que no se opusiera a los intereses espurios de sus miembros.

Es por esa circunstancia y por indicaciones del Ministro de Gobierno Roberto Rosúa, se produce el ascenso irregular y posterior nombramiento como Jefe de Policía de Jorge Bordón.

Como se llegó a la elección de Bordón por parte del Gobierno para que éste ocupe ese cargo es muy simple y se los voy a explicar.

Tte. Gral. Leopoldo Galtieri - Aliado de Obeid, Jefe Montonero

Tte. Gral. Leopoldo Galtieri – Aliado de Obeid, Jefe Montonero

El Sub Oficial Mayor Juan Carlos Platia, que por esos momentos estaba adscrito al Ministerio de Gobierno por ser amigo íntimo de Roberto Rosúa, se desempeñó durante años como Secretario de Bordón en las distintas dependencias en las que éste estuvo a cargo, por lo que es fácil advertir de su influencia en ese nombramiento, previa concertación de que Bordón acataría toda determinación política, aunque fueran al margen de la ley.

Si alguien piensa que estoy mintiendo que me lo refute con hechos, que me indique que procedimientos importantes contra el narcotráfico, piratería del asfalto, abigeato, contrabando y otros delitos se produjeron durante el mandato de Bordón que se extendió por más de dos años… ¡Ninguno! , pero esta situación se debía a órdenes emanadas del mismo gobierno y éste presionaba para desalentarlos.

Al ser una constante el accionar doloso por parte del Poder Judicial de la Provincia que constituye una denegación de justicia y un mal desempeño de sus funciones que demostraré a través de todos los capítulos de este libro, y en razón de no tener otro lugar adonde recurrir para que, como corresponde, se actúe conforme a la ley y se me reparen los daños morales y materiales, es que decidí a dar intervención a un organismo internacional.

Para ello, justamente con mi abogado patrocinante Dr. Francisco Waldemar Palermo, viajamos a la ciudad de Washington, Estados Unidos, sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde de acuerdo a la Ley Nacional 23.054 (Pacto de San José de Costa Rica) radiqué denuncia por habérseme conculcado derechos previstos en el artículo 8, incisos 1, 11, 24 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

4-blanco-y-negro-2-281x300En esa presentación expuse todas las circunstancias fácticas que hicieron a que se llegue a esta situación, surgiendo claramente la participación del Gobierno de la Provincia de Santa Fe en el tráfico de drogas y otros delitos, y que por supuesto denuncié.