PODER, JUSTICIA Y DROGAS – EL LIBRO OCULTO DEL COMISARIO GENERAL LUIS ALBERTO GALANZINO

2 abril, 2016
PODER, JUSTICIA Y DROGAS – EL LIBRO OCULTO DEL COMISARIO GENERAL LUIS ALBERTO
GALANZINO
2  de Abril de 2016 – segundo capítulo

Dra. Laura Inés Cosidoy Jueza Oral Federal

Dra. Laura Inés Cosidoy
Jueza Oral Federal

   – Quien o quienes fueron los que convirtieron a la Provincia de Santa Fe, especialmente a Rosario, en una nueva Sinaloa? – Quien o quienes fueron los que produjeron las muertes de tantos ciudadanos justos, a manos de la delincuencia desatada…
………partir de allí, durante toda su gestión al frente de la Policía Provincial, no se ha efectuado un solo procedimiento antidroga.
Es posible que los narco traficantes ingresaran las drogas por otras rutas a nuestro territorio nacional. O que los narcos no ingresan más cocaína a nuestro país. O será que los narcos transitan impunemente nuestras rutas a sabiendas que en el cruce de las rutas 34 y A 012 nadie los molestará porque ellos pagan el canon correspondiente para que así ocurra.
Posiblemente Storani haya cumplido cabalmente con lo que le habría ordenado el gobierno provincial en cuanto a que no se produzca represión del tráfico de drogas, ya que cuando fue relevado de su cargo obtuvo un premio: fue designado delegado del Gobierno de la Provincia de Santa Fe ante la Secretaría de Seguridad Interior de la Nación a pesar de que la gran mayoría de los integrantes de la institución policial tenían conocimiento de que éste podría estar involucrado con el narcotráfico.
Pero estos premios eran moneda común por cuanto anteriormente y ante el relevo del Comisario General Jorge Eleuterio Bordón a su cargo de Jefe de la Policía Provincial, también fue designado como representante del Gobierno ante esa misma Secretaría, sospechosamente sugiriendo que ambas designaciones son el pago de la fidelidad que tuvieron ambos hacia los gobernantes.
Y esta situación se vuelve a repetir cuando es designado representante del Gobierno Provincial ante esa misma Secretaría el Comisario General Ricardo Milicic, que se desempeñó como Jefe de Policía durante

Tte. Gral. Leopoldo Galtieri - Aliado de Obeid, Jefe Montonero

Tte. Gral. Leopoldo Galtieri – Aliado de Obeid, Jefe Montonero

un tramo del mando de Carlos Alberto Reutemann como gobernador.

Milicic fue premiado pese que durante su gestión anterior fue denunciado públicamente por la Asociación Profesional Policial (APROPOL) de ser consumidor de cocaína y que en esa oportunidad, el gobierno trató de desnaturalizar la versión haciendo mención a una rinoscopia que se le había practicado, cuyo resultado desvirtuaba dicha denuncia pública, pero me queda la duda sobre la veracidad de esa denuncia y sin ánimo de ofender, invito a Milicic, en bien de la institución policial y de quienes lo designaron al frente de la fuerza como asimismo para tranquilizar a la ciudadanía para que esta no sospeche siquiera que un adicto manejó la policía, a que se efectúe una angioresonancia magnética de encéfalo con perfusión como la que yo me hice. Este estudio de alta complejidad eliminará cualquier sospecha, sea cual sea.Todas estas consideraciones hacen más que sospechosa la participación o connivencia de las más altas autoridades del gobierno de la Provincia de Santa Fe con el narcotráfico, ya que a pesar del reclamo constante de la ciudadanía, sólo se efectúan algunos procedimientos de poca monta y generalmente con traficantes de marihuana, ¿o será que en esta provincia no se consume cocáina?Esta lamentable sospecha es confirmada por las medidas que adoptó Obeid en detrimento de la institución policial y sus hombres intentando persuadir a la comunidad toda que la causa de tantos hechos aberrantes que se suceden a diario, es la inacción de la fuerza policial, a la que continuamente acusa de hechos de corrupción pero que son en verdad consecuencia del accionar irreflexivo de las autoridades del gobierno al disponer la prohibición de efectuar procedimientos contra las drogas, limitando el accionar de la policía en relación con este flagelo y especialmente a la Dirección de Drogas peligrosas la que, ante las políticas del gobierno, permanece prácticamente inactiva.Permítaseme decir a la luz de estas especulaciones nada artificiosas, que el verdadero motivo del relevo de la cúpula policial que yo integraba mal puede haber sido el expresado por el ministro Rosúa: que la fuerza no se había adaptado a la democracia; pareciera ser que para este ministro la democratización en la fuerza significaba aceptar sin cuestionamiento alguno todos los posibles negociados que los miembros del gobierno efectúan en detrimento de la sociedad, que es sometida a tener que soportar hechos delictivos cada vez más graves, imputando tales hechos, a la situación social cuando en realidad son el producto de la verdadera liberación al tráfico, venta y consumo de la droga.
A título de ratificación de esta política, al asumir Obeid nuevamente la Gobernación de Santa Fe, una de sus primeras medidas de gobierno fue nombrar al frente de la policía Provincial a la Comisario Mayor (R.E.) Leyla Perazzo, cargo que reglamentariamente ésta no puede ocupar, a sabiendas de que la misma se sometería voluntariamente a todos los actos sospechosos de corrupción de su gobierno, pues ella, Perazzo, acepta ladesignación conociendo que se violaba la Ley Orgánica de la Policía. Su funcionalidad al poder político queda corroborado ante una orden dictada por ella, mediante la cual se reimplanta la prohibición de efectuar procedimientos en las rutas.Cualquier persona se da cuenta que la instauración de la Ley Nacional 23.737, tuvo como finalidad desalentar los procedimientos antidrogas, ya que ante la iniciación de una investigación se debe dar cuenta al Juzgado Federal que por jurisdicción corresponda; que al solicitar una orden de allanamiento el juez

Capitan Cebollita jorge Obeid y Galimberti

Capitan Cebollita jorge Obeid y Galimberti

responde habitualmente“siga investigando”, hasta que pasados varios meses le extiende el recaudo legal. Pero ocurre que en el lugar donde al iniciarse la investigación se encontraban depositados 20 kgs. de cocaína, al efectuar el procedimiento solo se secuestran 20 grs. Y entonces no pasa nada con el narco, pues el juez en su resolución dice que esa cantidad es para consumo propio.¡Cuán necesario es cambiar el accionar de la justicia en relación a este tipo de procedimientos, sin que por ello, se violen garantías constitucionales y personales establecidas en esa ley! Es necesario realizar una investigación prolongada para determinar la identidad de personas o vehículos que concurren a los lugares de venta de drogas, si en su carácter de consumidores no van a ser penados. Que importante sería, aumentar las penas a los mercaderes de la muerte, porque son ellos los que en su accionar, introducen a nuestros jóvenes en el consumo de drogas.

Tte.Cnel. José  Bernhardt delos cuadros de Inteligencia del Ejército aliado de Obeid

Tte.Cnel. José Bernhardt
delos cuadros de Inteligencia del Ejército aliado de Obeid

A éstos se les debería aplicar la pena máxima establecida en el Código Penal para el delito de lesiones gravísimas, ya que quien ingresa al círculo de la droga difícilmente pueda salir de esta situación y generalmente ingresan al campo del delito, del cual no tienen retorno.Estoy cansado de escuchar que el incremento de la inseguridad se debe a la falta de trabajo o a la situación social que estamos viviendo, pero no he oído a nadie que analice la situación socioeconómica en términos reales, es por ello que no me caben dudas en decir que el incremento de la delincuencia se debe en la mayoría de los casos al consumo de drogas, ya que los hechos que se suceden son cada vez más violentos y ello no se debe a que los delincuentes hayan cambiado la cultura del delito,sino que actúan en la mayoría de los casos bajo los efectos de las drogas.Son pocas las personas que salen a delinquir como consecuencia de la situación social que hizo que se quedaran sin trabajo; más bien se ocupan en juntar papel, cartón, vidrios, metales y chapas pero lamentable e infamemente además de vivir marginados y en la pobreza, no saben que políticamente son utilizados para justificar la inacción de los gobiernos frente al flagelo de la droga.Cualquier ciudadano está en condiciones de reconocer un vecino que vende droga, pues bien, ¿cómo se puede justificar que a quienes les compete combatirlos, ignoren su existencia? Es por ello, que a diario escuchamos sobre las sospechas que se tienen de los organismos de seguridad por no actuar ante lo que es público y notorio: el tráfico de drogas.En días no lejanos en que como consecuencia del robo de automotores ocurrieron graves hechos que han generado pérdidas de vidas humanas, se han establecido severos controles sobre los desarmaderos de automotores, pero lo que no se ha tenido en cuenta quizá de ex profeso, es que los autores de esos hechos matan por 200 pesos, que es lo que reciben por la venta de esos vehículos robados, y que ese dinero es utilizado para la compra o para multiplicarlos en progresión geométrica en la compra-venta de drogas.

No se puede atacar un mal colateral, como es la compra de vehículos robados, sin atacar el mal de fondo que genera estos hechos y que no es ni más ni menos que el tráfico de drogas.Mientras me desempeñaba al frente de la Unidad Regional de San Lorenzo recibí un oficio proveniente del Juzgado Federal Ns 3 de Rosario a cargo del Dr. Carlos Carrillo, por el cual se impartían directivas a cumplimentar ante procedimientos por infracción a la ley 23.737 que practique el personal de la Sección Tránsito de ese departamento.Entre las disposiciones enumeradas por el citado magistrado hay una que textualmente dice: “En la hipótesis de incautarse supuestos estupefacientes, se abstendrán de realizar toda comprobación tendiente a verificar su calidad química”.Como se ve, si de acuerdo a la orden del mencionado magistrado en cuanto a no permitir se realicen los test orientativos (tomar muestras y practicar losanálisis químicos para determinar si realmente es cocaína y en su caso demostrar su grado de pureza), el personal que efectúa el procedimiento debe rotular, ensobrar, lacrar y firmar los envoltorios sin el certero conocimiento de si el elemento incautado se trata efectivamente de estupefacientes, lo que podría llegar a suceder es que se lo impute de abuso de autoridad o que se lo acuse de haber plantado bicarbonato, azúcar impalpable o cualquier otra sustancia parecida a la cocaína.Ante un procedimiento efectuado por el personal de la Sección Tránsito en el que se secuestraron 50 kgs. de cocaína de máxima pureza, al tener que trasladar la droga ante el Juez Carrillo, el Jefe de esa Sección, Comisario Ruiz, le comunicó la inquietud que existía en su personal por las circunstancias antes referidas y relacionadas a la prohibición de efectuar test orientativos y en esa oportunidad le expuso que era intención de su

Roberto Rosua - Ministro de Gobierno de Obeid

Roberto Rosua – Ministro de Gobierno de Obeid

 

personal, solicitar autorización de ese tribunal para presenciar la destrucción de la droga por cuanto los envoltorios estaban firmados por ellos.La reacción del citado magistrado fue explicarle a Ruiz -que ya los conocía- cuales eran los procedimientos técnicos y legales para la destrucción de la droga, pero les negó toda posibilidad de aplicar el criterio sustentado por el personal que había efectuado el procedimiento.Ahora bien, sin poner en tela de juicio la conducta del Dr. Carrillo, ¿que tiene de malo que el personal policial que efectuó el procedimiento pueda presenciar la destrucción de la droga, o no fueron ellos quienes la secuestraron?¡Cuántas suspicacias y sospechas se evitarían sencillamente permitiendo la participación de los efectivos que se jugaron la vida en el procedimiento en la destrucción de la cocaína!¿Porqué se prohíbe su participación, si deben ser ellos mismos quienes reconozcan sus firmas estampadas en los envoltorios?¿Porqué consentir que en todos los casos se sospeche del personal policial?, ¿o acaso no hay otros estamentos oficiales a los que se les pueda atribuir participación o connivencia con el narcotráfico?

En los días en que Jorge Obeid se hallaba en campaña política con miras a su retorno al cargo de Gobernador de la Provincia de Santa Fe, ante mediosperiodísticos efectuó reiteradas declaraciones sobre que si vuelve a la Gobernación, será meta impostergable el control político sobre la policía, de cuya órbita sacará nichos susceptibles de corruptela como el juego clandestino y la prostitución.Como vemos, estas manifestaciones son al solo efecto de seguir atacando a la institución policial, por cuanto, Jorge Obeid no puede ignorar que durante su mandato al frente de la Gobernación de Santa Fe, en el Diario La Capital de Rosario diariamente aparecían -y aparecen- tres páginas del rubro 59 en las cuales prostitutas, travestís y propietarios de burdeles pregonan libremente la venta de sexo.¿Acaso este comportamiento no importa la comisión de delitos y contravenciones los que por su condición de funcionario público tenía la obligación de denunciar?, ¿o acaso no existen fiscales, jueces y hasta la misma Corte Suprema de Justicia, que tienen la obligación de intervenir ante la flagrante comisión de delitos y faltas y que sin embargo permanecen en la pasividad? Pero claro, Obeid” no se puede meter con el Poder Judicial si éste fue quien le permitió violar impunemente las leyes durante su gestión anterior y le resulta más cómodo imputar todas estas omisiones a la policía, a sabiendas de que sus declaraciones son gratas a los grupos de presión provenientes de la izquierda que parece se adueñaron del país, si ataca a la institución policial.Esto robustece mis sospechas en cuanto a que durante la Gobernación de Obeid se habrían liberado todas las rutas a todo tipo de ilícitos, por cuanto vemos que la mayor preocupación de éste es combatir el juego clandestino y la prostitución que son hechos contravencionales dejando de lado y sin mencionar la verdadera causa de tales graves delitos que han causado la pérdida de tantas vidas humanas y que es el tráfico de drogas.No recuerdo bien si fue a tiñes de 1998 o a principios del año siguiente estuve en un programa radial de la emisora LT3 de Rosario, donde además de explicar cómo se habían liberado las rutas de la provincia por parte de Jorge Obeid, alerté a la población sobre la gran cantidad de drogas que se estaban introduciendo en el mercado local. En esos momentos nadie tenía cabal conciencia de los padecimientos que iban a tener que soportar; pero a quienes les competía actuar y sea por inutilidad o por intereses espurios, permanecieron en silencio.
Ningún otro medio periodístico oral, escrito o televisivo, hizo referen-cias a mis dichos, por cuanto no les interesaba establecer una polémica en la ciudadanía; ¿sería casualidad, o es que en algunos de estos medios se producía el lavado de dinero proveniente del narcotráfico? La calle lo dice y cuando el río suena…De haberse aplicado una verdadera política de seguridad relacionada al tráfico y comercialización de drogas, ¡cuántas víctimas hubiéramos salvado! ¿O creen que cuando matan a una persona para robarle sus zapatillas o a otros sus bicicletas es por la situación social?, no, es para canjearlas por drogas.Cuando hablamos de todos estos crímenes, vemos que en muchos de los casos intervienen jóvenes y menores de distintos estamentos sociales, muchos provenientes de familias sin sobresaltos económicos, pero que delinquen como consecuencia de estar bajo los efectos de la s drogas.Por estos días donde han tomado gran auge los ciber café sin que para ello exista una legislación adecuada que regule su funcionamiento, observamos la presencia de gran cantidad de menores de corra edad manipulando las computadoras, bajando páginas donde verdaderameme se los induce al consumo de drogas,

Rosua, Ministro de gobierno de Obeid y el Tte.Cnel. Bernhardt

Rosua, Ministro de gobierno de Obeid y el Tte.Cnel. Bernhardt

tales los casos de algunos grupos de música tropical como “Los Pibes Chorros”, “Supermerk-2”, “La Base”, “Arrebato” y otros, donde en sus páginas y haciendo verdaderamente una apología del delito, enseñan a esos menores como son las sensaciones que producen las drogas; pero como contrapartida, a quienes les compete intervenir, es decir las autoridades gubernamentales, permanecen en silencio.Para lavar sus conciencias y disimular su incapacidad, legislan y obligan con escasa eficacia a colocar filtros para las páginas pornográficas, intentando convencer a la población de que están actuando en defensa de los valores de la familia y la sociedad, cuando en realidad la pornografía se encuentra diseminada por toda la Web, en los kioscos de revistas, en los comercios que vende CD, en las confiterías bailables y en las calles.

El verdadero problema está en la droga que es, en la mayoría de los casos, la que arrastra hacia otros comportamientos reprochables moralmente o directamente delictivos.Tampoco se legisla ni se aplica la ley existente a esos programas televisivos que se dicen de investigación, que entrevistan a quienes consumen o fabrican drogas, haciendo conocer a innumerables menores que ven esos programas la metodología utilizada, permitiendo masivamente que estos se interesen por el consumo de 3-blanco-y-negro-2-280x300drogas, desvirtuando ex profeso su condición de informador y de formador y transformándose en partícipes de una verdadera apología del delito, pues muestra el consumo, que está penalizado, como algo habitual y corriente que termina transformándose en normal y propio de la modernidad.Pero claro, en todos estos casos intervienen grandes grupos económicos que son generadores de todas estas actividades ilegales, logrando grandes réditos económicos que someten, para obtener jugosos dividendos, a injustos padecimientos a la gran mayoría de la sociedad, quienes lógicamente son los que resultan víctimas de los hechos delictivos que genera el consumo de drogas aunque, insisto, se esfuercen en hacernos creer que son la consecuencia de la situación social.Sólo a los gobiernos les cabe adoptar las medidas, no tan sólo para prevenir el ingreso de otros menores al consumo de drogas, sino a un estudio completo a fines de implementar medidas sanitarias para que quienes son drogadictos, puedan abandonar esas prácticas.Todo esto es muy complejo y difícil por los intereses en juego y la ineficiencia, falta de interés o complicidad de los gobernantes, del Poder Judicial y de integrantes de las fuerzas de seguridad, las que se verán obligadas a intervenir sólo si el común de la gente no permanece en silencio y genera presiones constantes en defensa propia ya que siempre es posible que algunos de nosotros resultemos víctimas de este flagelo……….continúa 
48